Santo Domingo, RD

El presidente de la República, Luis Abinader, admitió que las autoridades probablemente se equivoquen en la implementación del plan piloto de seguridad ciudadana “Mi País Seguro”, pero que el Gobierno trabajará para corregirlos.

Así lo expresó el  mandatario este viernes, durante el lanzamiento de esta iniciativa, acto que se llevó a cabo en la comunidad de Cristo Rey, ubicado en la zona norte del Distrito Nacional.

“Tenemos meses trabajando en este prometido plan de seguridad ciudadana, que empieza hoy como un plan piloto… piloto significa que se van a cometer algunos errores posiblemente, pero que lo vamos a corregir y vamos a continuar hasta que sea un éxito”, manifestó Abinader.

No obstante, el jefe de Estado aclaró que este plan no solo gira en torno al desarme de la población, sino que también abordarán el registro de motocicletas, tarea que quedará bajo la inspección del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant).

Sobre este aspecto Abinader también resaltó su importancia, calificándola con el mismo nivel de importancia como la iniciativa de desarme.

Registro

En cuanto al registro de motores, las autoridades ya habían adelantado que para facilitar esta tarea los motoristas fueron clasificados en cuatro grupos, de acuerdo al uso que dan a esos vehículos.

El grupo uno es el correspondiente a los motoconchistas, el segundo a los deliverys, tercero aquellos que usan el motor como medio de transporte personal y el cuarto se trata de los mensajeros y cobradores.

Desarme

El denominado “Plan Piloto de la Estrategia Integral de Seguridad Ciudadana Mi País Seguro” busca eliminar de las calles las armas ilegales que están en “manos de personas desaprensivas” y que atentan contra la seguridad ciudadana, y de acuerdo a lo informado se realizará en cuatro fases.

La fase uno será donde se promoverá el rigor legal de los procesos para otorgar licencias para porte y tenencias de armas, mientras que en la fase dos se implementará el programa de entregas y municiones de manera voluntaria.

En la fase tres, Interior y Policía pondrá en marcha un programa de regularización de licencias de porte y tenencia de armas de fuego para que los titulares de licencias que no están al día con el pago de las tasas.