Las compañías aéreas de Estados Unidos podrían tener que empezar a pesar a los pasajeros antes de embarcar para poder así cumplir con los límites de peso establecidos por la Administración Federal de Aviación (FAA).

En la actualidad, las aerolíneas del país utilizan los pesos estándar fijados por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para llevar a cabo los cálculos pertinentes.

Sin embargo, cada vez hay más personas con obesidad en Estados Unidos, lo que se ha convertido en todo un problema a la hora de determinar el número de viajeros que pueden embarcar en una aeronave.

Pero no se asusten. En caso de que finalmente se implemente, la medida será voluntaria y los pasajeros podrán rechazar ser pesados. Y en todo caso, si finalmente dan su visto bueno, la información deberá ser confidencial y el pesaje se realizará de forma discreta, nunca ante la mirada de otros viajeros