El rey del trap conduce un Toyota Corolla de 2003 en el vídeo oficial de ‘Yonaguni’, su último éxito musical

Bad Bunny - Toyota Corolla - Yonaguni - Trap latino
Bad Bunny, con su Toyota Corolla de 2003.

No es la primera vez que Bad Bunny lo reconoce. Lo dijo hace seis meses, pocos días después de comprarse un Bugatti Chiron Sport 110 Ans valorado en casi cuatro millones de dólares. «Yo me monto en un Corolla del 2003 y estoy feliz por ahí, caminando», confesó la estrella del reggaeton y el trap latino, que se compró el Bugatti porque nadie se lo prestaba para hacer su aparición estelar en la gala de los premios Latin Grammy de 2020, conduciendo un superdeportivo por el Puente Teodoro Moscoso de Puerto Rico.

El Toyota Corolla de Bad Bunny

Bad Bunny sólo quería el Bugatti para un rato, aunque luego le ha servido de inspiración para las letras de sus canciones o para promocionar alguno de sus temas musicales. Incluso ha protagonizado momentos estelares en el show televisivo de la lucha libre americana (WWE), donde el puertorriqueño hizo su debut en febrero de este año conduciendo el deportivo francés.

Bad Bunny - Toyota Corolla - Yonaguni - Trap latino
Bad Bunny, con su Toyota Corolla de 2003.

Yonaguni, el último éxito de Bad Bunny

Pero el coche que de verdad hace feliz al cantante boricua es su Toyota Corolla de 2003, con el que puede conducir por Puerto Rico sin llamar la atención y sin que lo paren en cada esquina para hacerle fotos. Fue uno de los motivos por los que envió el Bugatti de vuelta a Miami, ya que tampoco es un gran apasionado de los coches caros. «Yo no soy amante de los vehículos, no soy amante de mis carros. A mis amigos les gustan los carros la ostia, pero yo soy bien diferente, no soy fanático de esas cosas», explicó hace pocos meses.

«De corazón, no sé qué hacer con el cabrón carro, porque lo traje a Puerto Rico y era un papelón guiarlo, todo era una problemática: el seguro, el Gobierno, los taxes (impuestos)… una película cabrona. Ahora lo tengo en los Estados Unidos, aquí no lo podía tener ni un minuto más porque (cada vez que salía con él a la calle) sabían que era yo», confesó el puertorriqueño.https://www.instagram.com/p/CPr2QzFB3An/embed/?cr=1&v=12&wp=540&rd=https%3A%2F%2Fwww.marca.com&rp=%2Fcoches-y-motos%2Fcoches%2Ftoyota%2F2021%2F06%2F08%2F60bf0470ca474193458b458d.html#%7B%22ci%22%3A0%2C%22os%22%3A2033.7999999523163%2C%22ls%22%3A941.5%2C%22le%22%3A997.3999998569489%7D

Ahora Bad Bunny ha vuelto a conducir el único coche que lo hace feliz, su Toyota Corolla de 2003, el que manejaba cuando trabajaba en un supermercado y no triunfaba en el mundo de la música. El sedán gris incluso ha protagonizado el vídeo musical de ‘Yonaguni’, el último ‘single’ del puertorriqueño y que ya acumula casi 40 millones de visualizaciones en su canal de YouTube en apenas cuatro días.

En ‘Yonaguni’, que hace referencia a una pequeña isla muy remota de Japón, el ‘rey del trap’ hasta se atreve a cantar en japonés. Así que todo son guiños a la cultura japonesa, incluso el Corolla de 2003 que luce como nuevo a pesar de sus casi 20 años de vida.https://www.instagram.com/p/CPvqFVohA9f/embed/?cr=1&v=12&wp=540&rd=https%3A%2F%2Fwww.marca.com&rp=%2Fcoches-y-motos%2Fcoches%2Ftoyota%2F2021%2F06%2F08%2F60bf0470ca474193458b458d.html#%7B%22ci%22%3A1%2C%22os%22%3A2057.699999809265%2C%22ls%22%3A941.5%2C%22le%22%3A997.3999998569489%7D

El autor de ‘Dákiti’ o ‘Yo Perreo Sola’ ha subido a su cuenta de Instagram varias fotos del Toyota Corolla, con carrocería sedán de color gris, y ha invitado a sus seguidores a dar una vuelta en su compacto japonés. «¿Quién quiere dar una vuelta?», ha preguntado el puertorriqueño a sus más de 33 millones de ‘followers’.