La empresa deploró que los regidores rechazaran «irregularmente» el permiso de uso de suelo para la subestación en base «a un supuesto informe de un técnico que ni siquiera conoce la obra, ni hizo descenso a la misma para elaborar una opinión consistente e informada

BÁVARO, La Altagracia.- El Consorcio Energético Punta Cana Macao (CEPM) se quejó de las trabas puestas por el Concejo de Regidores de este municipio para la construcción de una subestación eléctrica en el sector Brisas de Bávaro, donde las autoridades municipales supuestamente desconocen un permiso de uso de suelo y ha paralizado la construcción.

En un comunicado de prensa, la empresa dice que el desconocimiento «arbitrario», emitido el 9 de junio de 2020 por la Oficina de Planeamiento Urbano para la construcción de la referida subestación «constituye un bloqueo al desarrollo de la zona turística».

En un comunicado de prensa, CEPM asegura que esta acción atenta contra el desarrollo de la principal zona turística del Caribe y contra la libre empresa, sentando un mal precedente para todo el empresariado de la comunidad de Bávaro, Verón, Punta Cana y Uvero Alto

Es increíble que regidores se opongan al desarrollo de la zona”, proclamó la empresa.

Agrega que a pesar de CEPM reunirse con los regidores en varias ocasiones, presentar todos los detalles de la obra, su justificación, niveles de seguridad, y haberlos recibido en lugar de la obra en el mes de marzo de este año, el Concejo ha tomado la decisión unilateral y sin las debidas competencias de revocar un permiso de uso de suelo válida y legalmente emitido por Planeamiento Urbano.

La empresa consideró ilógica la decisión del Concejo de Regidores, pues se trata de un acto administrativo de las Oficinas de Planeamiento Urbano de los cabildos, que actúan bajo la potestad que le otorga el artículo 126 de la Ley 176-07.

Aseguró que la construcción de la una subestación ha cumplido cabalmente con el proceso de permisología relacionada con el Ayuntamiento y uso de suelo, como disponen las normas vigentes.

CEPM aseguró que el propósito de la instalación de la Subestación de Brisas es proveer de la distribución de energía adecuada en esta zona de alto tránsito comercial, en un punto estratégico para atender el crecimiento de la demanda y su crecimiento a futuro, ofreciendo de esta forma cobertura de la más alta calidad.

“Es asombroso, que esta obra que viene a mejorar el servicio energético para que no haya problemas de calidad, intermitencias y fallas, los regidores no la quieren. Ellos fueron elegidos para actuar en favor del pueblo y están tomando una decisión que al final del día lo perjudica. El Concejo, en vez de plantear alternativas, evaluar opciones simplemente ha dado su negativa”, se quejó la empresa.

Y advirtió que de no existir esta subestación, debido a la creciente demanda, el suministro eléctrico de la zona se vería expuesto a problemas de calidad, posibles intermitencias y fallas.

La empresa deploró que los regidores rechazaran «irregularmente» el permiso de uso de suelo para la subestación en base «a un supuesto informe de un técnico que ni siquiera conoce la obra, ni hizo descenso a la misma para elaborar una opinión consistente e informada»