PITINGO, AD Y OA

Pitingo, Antonio David y Olga MorenoCORDON PRESS

  • Pitingo está alegre con la victoria de Olga Moreno en ‘Supervivientes 2021’
  • El cantante de flamenco cree que la sevillana «es muy buena gente» y su marido «un buen padre»
  • El ayamontino piensa que Rocío Carrasco y Antonio David deberían enterrar el hacha de guerra por el bien de sus dos hijos

Pitingo se posiciona: su entrevista completa hablando de Antonio David y Olga PUBLICIDAD

Después de tres meses de aventura extrema en los Cayos Cochinos, Supervivientes 2021 llegaba a su fin el pasado viernes con la proclamación de su ganadora. Olga Moreno lograba imponerse en el televoto a Gianmarco, Melyssa Pinto y Tom Brusse y se llevaba a casa el ansiado cheque de 200 mil euros. Familiares y seguidores de la mujer de Antonio David celebraban por todo lo alto su triunfo tras una larga temporada marcada por la polémica y la tensión por el testimonio de Rocío Carrasco después de 20 años de silencio. Amigos del matrimonio, como Pitingo, que está encantado con la posibilidad de ser el padrino de su hija Lola en su bautizo, se muestran igual de felices con su triunfo.

“Me da alegría que gane cualquier persona que conozca, pero la verdad es que no vi la final. Si ha ganado es porque el público ha querido”, reconocía su victoria después de que lograra que más del 60% de la audiencia se pusiera de su lado en el duelo final del reality. Para el cantante, la sevillana, a la cual define como “muy buena gente”, ha estado siempre al cuidado de los dos hijos del primer matrimonio del colaborador de televisión: “Muy cariñosa siempre con esos niños y David es pasión, desde chiquitito, pasión”, apuntaba a Europa

También guarda buen recuerdo de Antonio David, al que siempre ha visto como “buena persona y buen padre”: “Que haya tenido sus defectos por cosas que haya podido hacer mal, como todo el mundo puede tener algún error en algún momento. Pero yo lo que he vivido como padre con esos niños, yo lo he visto bien, como todo el mundo. Ahora parece ser que mucha gente no”, se refería a las críticas y los graves ataques que ha recibido el exguardia civil desde que empezara el 21 de marzo la docuserie de la hija de Rocío Jurado. “Que la justicia hable, si ha maltratado que pague y si no lo ha hecho que pidan perdón los que tienen que pedirlo. A mí me duelen los niños”, señalaba a quienes, para él, eran los mayores perjudicados en esta guerra mediática.