El judoca portugués Jorge Fonseca ha apuntado dos de las marcas deportivas más importantes del mundo, tras lograr la medalla de bronce en la categoría de los 100 kilogramos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Las dos medallas de bronce en esa categoría fueron para el campeón del mundo, el portugués Fonseca, y para el ruso Niiaz Iliasov.

Tras lograr su presea, Fonseca recordó un episodio del pasado para revelar quienes lo rechazaron por considerar que no tenía “la calidad” necesaria “No me quiero olvidar, quiero dedicar mi medalla a Adidas y Puma que decían que no tenía calidad para patrocinarme. Soy bicampeón del mundo, tercero en los Juegos Olímpicos. ¿Qué más necesito? Esta medalla se las dedico”, aseguró durante una rueda de prensa con la televisión portuguesa.

En cambio, el deportista luso agradeció a sus compatriotas por el apoyo que recibió a lo largo de su participación en los Juegos en los que logró una de las hazañas más importantes de su carrera.

“Estoy muy agradecido a todos los portugueses que me apoyaron y que me enviaron mensajes por Instagram, me siento muy feliz de haberlos representado. Sentí su cariño y no tengo más que agradecerles. No soy el más popular, pero conseguí el objetivo”, aseguró.

Esta ha sido la única medalla que ha logrado la delegación de Portugal, que hasta el domingo ocupaba la posición 70 en la tabla de medallería.

En las justas de Rio de Janeiro 2016, la delegación lusa se fue en blanco, mientras que en Londres 2012 apenas consiguieron una medalla de plata. En total, este país suma 24 preseas en su historia, 4 oros, 8 platas y 12 bronces.

Wolf campeón

Japón dominó en la final del día en el judo de Tokio 2020, en la categoría de -100 kg, gracias a Aaron Wolf. En la final, Wolf, de padre estadounidense y madre japonesa, dominó por ippon al surcoreano Gu-ham Cho.

Wolf contaba ya en su palmarés con una medalla de oro mundial, en 2017. Gu-ham Cho se llevó por su parte el oro en el Mundial-2018, donde había derrotado a Wolf en cuartos de final