El fenómeno nace en el sol y ya empezó a afectar directamente al planeta

El Centro Nacional de Predicción de Climatología Espacial de Estados Unidos (SWPC por sus siglas en inglés) reportó, hace tres días, que se emitiría una tormenta geomagnética este 2 de septiembre.

El anuncio coincide con el estudio presentado por Dmitri Vibe, miembro de la Academia de Ciencias de Rusia y jefe del Departamento de Física y Evolución de las Estrellas del Instituto de Astronomía de Rusia a comienzos de este año donde predecía que durante los próximos 11 años la Tierra experimentará una serie de tormentas geomagnéticas de diferentes intensidades y que podrían convertirse en una cotidianidad pasado este tiempo.

Una tormenta geo magnética es producida por el sol. Según el experto, el astro emite una eyección de masa de so superficie. Esto es un fenómeno que ocurre con regularidad en su superficie, sin embargo, lo que la diferencia en esta oportunidad, es que la eyección está orientada hacia la Tierra

Esto significa que una importante carga de viento solar en exceso empezó a llegar a la tierra desde el primero de septiembre y para este miércoles 2 de septiembre llegará a nivel 2.

El nivel 2, según el SWPC, es realmente moderado y no representa un peligro para los seres humanos, lo único que podría suceder es que se aumente la intensidad de las auroras boreales en al sur del planeta y algunas fallas en los servicios de comunicaciones, pero muy escasas.

Las tormentas geomagnéticas se miden desde el nivel 1 hasta el 5. El planeta experimentó una de las más potentes por última vez el 2 de septiembre de 1859. El fenómeno fue conocido como el Evento Carrington y los informes que se reportaron en esa época dan cuenta de varios de los estragos ocurridos.


Calendario astronómico de septiembre de 2021: Luna de la cosecha, Neptuno en oposición y todos los eventos del mes


Según los datos de los expertos, en ese momento se interrumpieron los telégrafos, fallaron las brújulas en altamar y aparecieron auroras boreales en lugares inesperados como es el caso de México y Colombia.

De acuerdo con el diario El Clarín, si un hecho como el Evento Carrington sucediera el día de hoy habría un colapso de las comunicaciones, los sistemas de internet fallarían y los daños costarían miles de millones de dólares.

El fenómeno podría causar interferencias de radio, cambiar las angulaciones de los satélites y dañar los transformadores eléctricos si llegase a prolongarse por mucho tiempo.


Saturno en oposición: ¿cómo, cuándo y dónde ver este evento astronómico de agosto?


Sin embargo, el diario aclaró nuevamente que a la humanidad.

La predicción de Dmitri Vibe

El estudio publicado por el experto a comienzos de 2021 en el portal de noticias sputniknews.com reveló que las tormentas geomagnéticas que se presenten en los próximos años podrían causar daños catastróficos en los seres vivos.

Según el experto, los animales que por naturaleza tienen ciclos migratorios podrían ver atrofiados sus procesos.

El 1 de febrero de 2021, los expertos determinaron que la fuerza del pico de la actividad solar estaba tomando un impulso y en el transcurso de los años tendrá una mayor intensidad que eventualmente afectará a los animales.


La NASA revela el increíble hallazgo de una estrella similar al Sol


De hecho, el periodo de actividad solar había sido anunciado por los astrónomos en septiembre de 2020 y había iniciado su cuenta regresiva en 1749.

Según los expertos, el punto máximo de la actividad solar se producirá en 2024 y 2025. En un principio, se piensa que se tratarán de tormentas geomagnéticas leves sin mayores afectaciones, sin embargo, podrían darse fallas mínimas en las telecomunicaciones.

“Existe evidencia experimental de que los animales y las aves sienten el campo magnético durante su migración. No obstante, nadie los sabe con certeza”, dijo el experto.

Finalmente, todavía se encuentran estudiando si alguna de estas tormentas tiene un efecto directo en el cuerpo humano, pero eso aún no se ha podido determinar.