«Las cabañas actualmente están siendo utilizadas como zonas francas para la delincuencia», bajo este argumento el diputado José Henriquez sometió un proyecto para regular el uso los moteles o cabañas.

Ante la ola de delincuencia que afecta el país, el diputado hizo enfoque en el uso que se le da a las cabañas y depositó un proyecto de ley mediante el cual se busca la identificación de las personas que quieran hacer uso de estos espacios. 

En su pieza legislativa establece que las personas que hagan uso de estos centros deberán presentar una cédula de identidad o pasaporte para ingresar.

El proyecto de ley que busca regular el uso de moteles y cabañas de la República Dominicana para que toda persona que quiera ir a estos centros tenga que presentar su identificación. Esto lo hacemos en el sentido de contribuir contra la delincuencia. No es posible que en nuestro país las cabañas y moteles sean utilizados para violar niñas y niños, para hacer tráfico de drogas, para secuestrar personas y para que los delincuentes se escondan», expresó el representante de Santo Domingo Este

El proyecto también indica que es caso de incumplir con la presentación de una identificación, la cabaña podrá ser sancionada con el cierre por tres meses y una multa de 50 salarios mínimos. 

Lo que si no deja entrever el proyecto es algún aspecto sobre la confidencialidad y el uso de las identificaciones ofrecidas por los posibles clientes. 

«Se supone que este es un Estado, que es una sociedad que debe promover la buena convivencia, vivir en familia. Se supone que el Estado debe propiciar valores como la fidelidad y que este debe ser un objetivo a promover por el Estado dominicano», comentó Henriquez