Con casi 10 años de vigencia, el presidente de la República, Luis Abinader, dispuso la eliminación de la Dirección General de Comunicaciones (Dicom), un organismo creado por su antecesor Danilo Medina.

Al mes de julio de este año, en la nómina de Dicom de empleados fijos el sueldo bruto más bajo fue de 30,000 mil pesos (28,202.00 ingreso neto) y el más alto, correspondiente a la directora, es de 225 mil pesos (172,225.11 ingreso neto)

De

acuerdo a esta nómina hay 102 empleados fijos. RD$ 4 millones 766 mil 204.44 es el presupuesto que se lleva el pago de estos colaboradores. Mientras que empleados contratados son 50, entre los que se distribuye un presupuesto de RD$ 3,876,500.00 (bruto) (3 millones 300 mil 693.99 neto).

Hay cuatro empleados profesionales independientes, en los que se desembolsa un presupuesto de 505,000.00 (bruto)  454,500.00 (neto). 

La Dicom fue una de las primeras medidas tomadas por Danilo Medina, expresidente de la República, a pocos días de asumir su primer mandato.

Específicamente el 21 de agosto de 2012, cinco días después de haber sido juramentado como presidente de la República, Medina dispuso mediante el decreto 490-12 la creación de la Dicom, bajo la dependencia del Ministerio de la Presidencia.

En el decreto se destacó los avances de la Dirección de Información, Prensa y Publicidad de la Presidencia, así como del Centro de Información Gubernamental, antiguos organismos, pero estableció la necesidad de que “el contenido de la comunicación gubernamental va más allá de los resultados”.

De igual manera, se basó en que la política de comunicación del entonces Gobierno “acoge el nuevo mapa mediático de nuestro país” por lo que dispuso en su artículo 1 la creación de la Dicom.

“Se crea la Dirección General de Comunicación (DICOM), de la Presidencia de la República, bajo la dependencia del Ministerio de la Presidencia, la cual tendrá a su cargo la coordinación de las políticas de comunicación y la función de portavoz del gobierno”, indica el artículo 1 del decreto 490-12.

También se estableció que la Dicom estará dirigida por un director general de comunicación, el cual tendrá también como responsabilidad “coordinar las políticas de comunicación del gobierno y sus instituciones centralizadas y descentralizadas, de la gestión del Sistema de Comunicación Gubernamental (SICOM) y servir de portavoz del gobierno”.

En el decreto 490-12 no se indicó quien sería el encargado de esta función, pero tres días después, el 24 de agosto, se publicó el 501-12 que designó a Roberto Rodríguez Marchena y Rafael Ovalles como director y subdirector general de comunicaciones