Santo Domingo, RD.

Los trabajos de construcción del malecón de Nagua en la provincia María Trinidad Sánchez avanzan a buen ritmo de acuerdo a los reportes del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

El ministro Deligne Ascención manifestó su satisfacción con el nivel de avance que llevan los trabajos que incluyen la avenida ribereña a un costo superior a los RD$3,000 millones y destacó la calidad del nuevo diseño y los niveles de supervisión.

“Obras como esta van a transformar no solamente a la provincia María Trinidad Sánchez, sino la fisonomía de toda la región, y le van a dar un relanzamiento regional, desde el punto de vista turístico al país”, afirmó el ministro de Obras Públicas.

Ascención, quien estuvo acompañado del contralor general de la República, Catalino Correa Hiciano, oriundo de esta zona, explicó que el malecón de Nagua es una obra que está proyectada para concluir en un tiempo de dos años, lo que dijo «significa que en este cuatrienio del presidente Luis Abinader, vamos a estar aquí, Dios mediante, inaugurándola”.

Adelantó que la inversión allí ligeramente sobrepasa los RD$3,000 millones, pero que es algo que la región necesitaba y se merece.

“Es una obra que se tomó su tiempo para tener todos los estudios requeridos, porque esto amerita de alta ingeniería, con una serie de elementos que han tenido que ser tomados en cuenta, estudios marinos, altimetría, estudios de oleaje, de corrientes, de vientos, como geotécnicos”, explicó.

Destacó que este malecón va a servir de contención al océano Atlántico, tanto con los rompeolas que se van a construir como con la propia vía que va a estar sub-rasante, va a estar por encima del pueblo.

“Estamos cimentando esta vía sobre un terreno que fue pantanoso y aluvional, con características especiales. Todo ese relleno es piedra para dar estabilidad al suelo y que pueda construirse una de las más hermosas avenidas que tendrá no solamente la República Dominicana, sino toda la región del Caribe”, aseguró el funcionario.

Dijo que con ello se solucionará un problema histórico que ocurre en Nagua, que era que estaba al mismo nivel del mar, “y que lo saben los nagüeros, porque en el año 1946 hubo un maremoto que se metió en la comunidad de Matancitas, y la destruyó”.

“Nagua es una ciudad que vivía a expensas de ese tipo de fenómeno, pero con una vía de esta naturaleza cualquier evento natural tendrá una mitigación, porque la avenida servirá también de contra-puerto, y de protección a toda la ciudad”, refirió.

Asimismo, dijo que también habrá saneamiento, porque en el Atlántico desembocan unas 3 ó 4 cañadas que con plantas de tratamiento se les buscará solución final a esas aguas, para que puedan verter al mar de una manera que no contaminen.

Dijo que con elementos de estos que ellos están construyendo, con el paso del tiempo también se van a construir especies de playas artificiales, que será otro extra que también tendrá esta provincia, “y sobre todo esta ciudad de Nagua