• El cruce ilegal hacia territorio dominicano de mujeres haitianas embarazadas es enfrentado resueltamente por el Gobierno por medio de amplio dispositivo de fuerzas militares y oficiales de Migración que practican una combinación de arrestos, y luego depuran y repatrian. / LISTIN DIARIO

Embarazadas haitianas detenidas en los últimos días por miembros del Ejército e inspectores de Migración en el Noroeste, Santiago y otras partes de la región, dijeron  francamente que prefieren sus hijos sean dominicanos “con orgullo” y que ya están decepcionadas de sus país .

Afirman que ingresan ilegalmente a suelo dominicano en busca de asistencia, porque no quieren caer en manos de parteras y parteros,  que en su país tienen costos inalcanzables a sus posibilidades económicas.

Algunas de estas haitianas, que al momento se su arrestado se notaban  angustiadas, manifestaron que aparte de las limitaciones que tienen los hospitales de Haití, allí les cobran altas sumas de dinero cuando acuden a dar a luz.

Igualmente, se quejaron de que en su país también tienen que pagar las consultas, mientras   en los hospitales dominicanos las consultas y  partos son gratis.

“Eso nos anima a cruzar de manera irregular  a territorio dominicano para tratarnos y dar a luz aquí;  se que estamos violando la ley migratoria de este país, pero pido compresión”, proclamó Josephine Benoit Pierre, que esperaba, junto a otros  compatriotas, en el proceso de depuración, para luego ser repatriadas.

Otras expresaban opiniones parecidas, prediciendo los problemas que les espera tras ser devueltas a su país, donde su situación es incierta.

No cerraron hospitales
Andaime Joseph, otra de las embarazadas arrestada, dijo que todavía en el Noreste y Noroeste de Haití hay hospitales que funcionan a media capacidad, por falta de combustibles.

 “Tengo tres meses de embarazo, quise venir a República Dominicana para tratarme con médicos y parir aquí, porque en Haití no hay garantía”, se quejó Andaime Joseph.

Natalí Pierre Benzé, otra de la haitiana detenida para su repatriación a su país.

“El Estado no está obligado a auxiliar a embarazadas extranjeras”
El exdirector de Migración, José Ricardo Taveras Blanco, dijo que el arresto y repatriación de embarazadas haitianas es algo “complejo y doloroso”, pero señala que nadie ha pensado en las dominicanas en gestación que guardan prisión en centros penitenciarios del país, algo que entiende es muy normal.

Taveras Blanco, también destacado jurista santiaguense y secretario general del partido Fuerza Nacional Progresista (FNP), proclamó que aunque es doloroso tener que hacer interdicción de una mujer embarazada, reconoce   que ningún ente internacional puede impedir al Estado dominicano aplicar su política migratoria. 

El exfuncionario añadió que hay que distinguir cuando se trata de una una embarazada, casi al dar a luz, y otra que tiene poco tiempo de gestación y quiere tratarse en hospitales del país, a cuando es una persona enferma.

Por eso, manifestó que una mujer que no esté en situación de parto y pacientes que no estén de emergencia, el Estado no está en obligación con ellos.

Entrevistado en el programa “Café 55”, del canal Supertv 55, de Santiago, Taveras Blanco expresó que el estado dominicano no está obligado a  prestar auxilio a ninguna mujer embarazada de otras naciones.

Pero aclaró que  solo cuando estén en condiciones de partos, si  pueden ser atendidas. Sobre las deportaciones de estudiantes haitianos, dijo que  el presidente Abinader  ya aclaró que no se está cancelando la visa a nadie.

instagram Listin Diario
Twitter Listin Diario
Facebook Listin Diario