Los canales que no ejecuten el proceso de transformación no podrán operar. Indotel trabaja para eliminar las etapas de la ilegalidad en las que operan algunas emisoras


El apagón analógico será una realidad en el país el próximo año, específicamente para septiembre de 2022 y quienes no hagan la transformación no podrán operar, afirmó el presidente del Consejo directivo del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), Nelson Arroyo, durante el Diálogo Libre.

“Nosotros aspiramos a que, para septiembre de 2022, que es la fecha fijada, se produzca el apagón analógico en la República Dominicana y para el 31 de septiembre, que es el plazo que tienen los operadores, éstos pueden empezar a transmitir con la señal digital”, explicó Arroyo.

Apagón analógico es el nombre con el que se conoce el cese de las emisiones analógicas de los operadores de televisión, para pasar a transmitir únicamente mediante señales digitalizadas.https://cc98e391aa59805926f7671b7e4652f4.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

“Hemos ido dando las pautas para que las cosas se hagan de manera paulatina y todo el mundo pueda entrar, porque ciertamente es mandatorio que este apagón se produzca en la fecha que hemos estipulado”, dijo.

Arroyo indicó que la televisión digital representa una mejoría en sonido e imagen y con esta, todos los dominicanos van a recibir una señal de calidad en sus hogares, incluso el rincón más apartado del país.Licitación

El funcionario afirmó que el apagón analógico es algo impostergable. Desde su llegada al Indotel creó una mesa de trabajo para dar seguimiento a ese anuncio que tiene más de 10 años.

“Eso nos permitió, junto a los actores del área, ir revisando punto a punto el cronograma de las cosas que teníamos que hacer y terminamos con la extensión del reglamento de televisión terrestre digital”, señaló

En ese sentido, indicó que el Indotel llevará a cabo, a principio de 2022 , unos procesos de licitación para comprar unas cajitas convertidoras, para que los sectores de bajos ingresos puedan tener acceso a ese servicio con la calidad digital.

“Nosotros aspiramos a hacer una inversión de unos US$30 millones por parte del Estado, para financiar esas cajitas”, dijo.

Arroyo afirmó que hay canales que han estado haciendo trasmisiones de prueba y que la mayoría asegura que estarán en condiciones de dar el salto y ejecutar el transfer en el tiempo estipulado. “Si hubiese cualquier variación sería muy mínima, porque todo está bien avanzado”, aseguró.Posposición

En agosto del año 2010 el entonces presidente Leonel Fernández decretaba que la televisión terrestre digital –también llamada TDT- entraría en la escena local, a más tardar, en 2015, luego de un proceso de transición en el que todos los sectores participarían.

Pero llegó el año límite y nada ocurrió. Un nuevo decreto oficial, esta vez de Danilo Medina, alargó la vida de la televisión analógica hasta 2021. El año pasado , el presidente Luis Abinader extendió el plazo para concretar el apagón para el 2022.Las emisoras

Con respecto al tema de las emisoras, explicó que en un año de gestión han cerrado 45 que operaban de forma ilegal. En los últimos 10 años apenas se habían cerrado ocho.

“Inmediatamente llegamos le pusimos el ojo a ese tema, porque eso crea una gran distorsión dentro del espectro radioeléctrico, por eso hay un gran desorden que se puede percibir en las carreteras del país, porque el espectro está saturado”, indicó.

Arroyo afirmó que cada denuncia que ha llegado al Indotel se ha procesado sin importar el nivel de tiempo que opere la estación, ni a la persona que pertenezca. “Sea empresario, político, ciudadano común, si ha llegado una denuncia, hemos operado con eso y vamos a continuar”, aseguró.Etapas de la ilegalidad

En ese sentido, Arroyo explicó que existen tres etapas de la ilegalidad con respecto a las emisoras: aquellas que no están legalizadas en ningún sentido, las que tienen algún vicio de legalidad y las que no están adecuadas a la Ley General de las Telecomunicaciones 53-98.

Posposición

En agosto del año 2010 el entonces presidente Leonel Fernández decretaba que la televisión terrestre digital –también llamada TDT- entraría en la escena local, a más tardar, en 2015, luego de un proceso de transición en el que todos los sectores participarían.

Pero llegó el año límite y nada ocurrió. Un nuevo decreto oficial, esta vez de Danilo Medina, alargó la vida de la televisión analógica hasta 2021. El año pasado , el presidente Luis Abinader extendió el plazo para concretar el apagón para el 2022.Las emisoras

Con respecto al tema de las emisoras, explicó que en un año de gestión han cerrado 45 que operaban de forma ilegal. En los últimos 10 años apenas se habían cerrado ocho.

“Inmediatamente llegamos le pusimos el ojo a ese tema, porque eso crea una gran distorsión dentro del espectro radioeléctrico, por eso hay un gran desorden que se puede percibir en las carreteras del país, porque el espectro está saturado”, indicó.

Arroyo afirmó que cada denuncia que ha llegado al Indotel se ha procesado sin importar el nivel de tiempo que opere la estación, ni a la persona que pertenezca. “Sea empresario, político, ciudadano común, si ha llegado una denuncia, hemos operado con eso y vamos a continuar”, aseguró.Etapas de la ilegalidad

En ese sentido, Arroyo explicó que existen tres etapas de la ilegalidad con respecto a las emisoras: aquellas que no están legalizadas en ningún sentido, las que tienen algún vicio de legalidad y las que no están adecuadas a la Ley General de las Telecomunicaciones 53-98.

El funcionario dijo que las primeras “son aquellas que no tienen ni siquiera un acta de nacimiento”, son aquellas que alguien compra un trasmisor y lo encienden en cualquier frecuencia. Eso estuvo funcionando al amparo de la autoridad pasada, no hubo la voluntad política de detener eso y menos si eran compañeritos políticos”.

La segunda son las emisoras que aunque tienen una concesión para operar, lo hacen fuera del límite de esa concesión. “A ti se te aprobó dos kilos y tu estás operando con cuatro kilos o se te dio una concesión para cubrir la provincia de San Cristóbal y cubres todo el sur del país”, indicó el funcionario.

Afirmó que eso tiene que ser regulado y reconoció que tienen algunos problemas en ese sentido, pero que están trabajando, notificando a las partes, por lo que el próximo proceso de cierre que harán tendrá que ver con ese tipo de irregularidades.

En relación con la adecuación de la Ley 53-98 dijo que trabajan estrechamente con la Asociación Dominicana de Radiodifusores.

“Están cooperando y estamos viendo la posibilidad de que todo se pueda regularizar y que no tengamos que llegar a medidas extremas. En esas tres fases de ilegalidad completa y la ilegalidad parcial el primer grado y segu do grado son las cosas que hemos visto”, puntualizó el funcionario