en prisión por haber causado en abril de 2019 un accidente de carretera al oeste de Denver, Colorado, en el que murieron calcinadas cuatro personas y decenas de otros conductores resultaron heridos

Rogel Aguilera-Mederos fue condenado por homicidio vehicular y otros cargos derivados de un accidente del 25 de abril de 2019. Dijo que los frenos de su semirremolque fallaron antes de chocar contra vehículos que habían disminuido la velocidad debido a otro accidente en el suburbio de Lakewood, en Denver Rogel Aguilera-Mederos fue condenado por homicidio vehicular y otros cargos derivados de un accidente del 25 de abril de 2019. Dijo que los frenos de su semirremolque fallaron antes de chocar contra vehículos que habían disminuido la velocidad debido a otro accidente en el suburbio de Lakewood, en Denver

Aguilera-Mederos fue condenado en octubre por homicidio vehicular y otros cargos derivados del accidente del 25 de abril de 2019. Testificó que los frenos de su semirremolque fallaron antes de chocar contra vehículos que habían disminuido la velocidad debido a otro accidente en el suburbio de Lakewood

Pero los fiscales argumentaron que podría haber usado una de varias rampas para carros fuera de control cuando su camión se desplazaba desde las montañas. El accidente de reacción en cadena rompió los tanques de gasolina, provocando llamas que consumieron varios vehículos y derritieron partes de la carretera.

Los muertos fueron identificados como Miguel Angel Lamas Arellano, de 24 años; William Bailey, 67; Doyle Harrison, 61 años; y Stanley Politano, 69.

“A veces se siente como si fuera la mitad de una persona cuando pierde a su cónyuge”, dijo Kathleen Harrison, quien estaba casada con Doyle Harrison. “Éramos un equipo”

Pero los fiscales argumentaron que podría haber usado una de varias rampas para carros fuera de control cuando su camión se desplazaba desde las montañas. El accidente de reacción en cadena rompió los tanques de gasolina, provocando llamas que consumieron varios vehículos y derritieron partes de la carretera.

Los muertos fueron identificados como Miguel Angel Lamas Arellano, de 24 años; William Bailey, 67; Doyle Harrison, 61 años; y Stanley Politano, 69.

“A veces se siente como si fuera la mitad de una persona cuando pierde a su cónyuge”, dijo Kathleen Harrison, quien estaba casada con Doyle Harrison. “Éramos un equipo”.

Un jurado del condado de Jefferson condenó a Aguilera-Mederos por cuatro cargos de homicidio vehicular, seis cargos de asalto en primer grado, 10 cargos de intento de asalto en primer grado, cuatro cargos de conducción descuidada que causó la muerte, dos cargos de asalto vehicular y un cargo de imprudencia conduciendo.

Aguilera-Mederos, quien transportaba madera, viajaba al menos a 137 kph (85 mph) en una parte de la interestatal donde los vehículos comerciales están limitados a 72 kph (45 mph) debido a un fuerte descenso de las colinas de las Montañas Rocosas, según los investigadores. El impacto inicial provocó un accidente de reacción en cadena de 28 vehículos.

La policía dijo que justo antes del accidente, el camión pasó por una rampa en el costado de la interestatal que está diseñada para detener de manera segura camiones y otros vehículos que han perdido los frenos.

Aguilera-Mederos lloró mientras hablaba durante la sentencia, disculpándose con los familiares de las víctimas y pidiendo perdón.

“No soy un criminal”, dijo. “No soy un asesino. No soy un asesino. Cuando miro mis cargos, estamos hablando de un asesino, que no soy yo. Nunca pensé en lastimar a nadie en toda mi vida“.