Una de las hipótesis más sonadas es que la palabra apareció por la canción “Green grow the rashes”, cantada por los soldados norteamericanos que pelearon contra México en 1846

Son múltiples las hipótesis que hablan acerca de la historia del surgimiento de “gringo(a)”, palabra muy utilizada en la sociedad mexicana para referirse, principalmente, a alguna persona que viene de Estados Unidos.

Este término tiene mucha relevancia en nuestra cultura, pues según el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Rodrigo Martínez Baracs, después de “mexicano”, es el gentilicio más usado en el país.

Antes de empezar a explicar las distintas teorías que aparecieron en torno al nacimiento de esta peculiar palabra, comencemos hablando de su definición.

La Real Academia Española (RAE) la describe como un adjetivo coloquial que es usado para referirse a un “extranjero, especialmente de habla inglesa y en general a un hablante con lengua no española.

En contraste, el Diccionario del Español de México del Colegio de México define “gringo(a)” como un adjetivo y sustantivo para hablar de alguien que “es originario de Estados Unidos de América, que pertenece a este país o se relaciona con él”. Curiosamente, también menciona que así se llama a las personas rubias que hablan alguna lengua extranjera.

Incluso se menciona la existencia de la expresión “A la gringa”, la cual se usa cuando un grupo de personas acude a un restaurante y cada quien debe pagar lo que consumió. Ejemplo: “Vamos a cenar todos juntos, pero a la gringa”.

Por otro lado, una de las historias más sonadas respecto a la invención de este vocablo es que apareció por primer a vez en el año de 1846, debido a la canción Green grow the rashes de los músicos Dougie MacLean y Robert Burns.Se dice que era una de las canciones preferidas de los soldados norteamericanos que pelearon en las guerras contra México. A causa de esto, los mexicanos los apodaron “gringos”, por las palabras iniciales del tema “green” y “grow”.Sin embargo, más tarde se supo que la palabra ya se usaba mucho antes de que se dieran los conflictos bélicos contra Estados Unidos. Esto se descubrió gracias al diccionario escrito antes de 1750 del jesuita español Esteban Terreros y Pando, quien da el siguiente significado:“Gringo llaman en Málaga a los extranjeros que tienen cierta especie de acento que los priva de una locución fácil y natural castellana; y en Madrid dan el mismo nombre, y por la misma causa, con particularidad a los irlandeses”.