La bendición de las embarcaciones este sábado a las 5:30 de la tarde marca el inicio de la temporada de avistamiento de ballenas jorobadas en Samaná.

La Asociación de Dueños de Barcos de la Bahía de Samaná y la comunidad de Santa Bárbara están listas para recibir a los visitantes que este año han decidido repetir o vivir por primera vez la experiencia de observar de cerca a las jorobadas.

Todo se hará siguiendo las recomendaciones sugeridas por las autoridades de Turismo para prevenir el contagio por coronavirus, dice a Listín Diario la conservacionista Kim Beddall, de Whale Samaná, pionera de los viajes de observación de ballenas en la zona desde 1983.

Las recomendaciones incluyen limitar en un 85 % el número de pasajeros en las embarcaciones (para asegurar el distanciamiento), el uso de mascarillas y de gel y el lavado frecuente de manos.

¿CUÁNDO ARRANCA? 

Beddall indica que la temporada comienza oficialmente este sábado 15 de enero con una actividad simbólica en el malecón de la ciudad porteña.

A las 5:30 de la tarde, los barcos serán bendecidos por el padre de la Iglesia Católica de Samaná, en una actividad en la que también participarán varios pastores de iglesias evangélicas.

“Es una especie de bendición que representa a todo el mundo para que nos vaya bien y tengamos una buena temporada”, comenta Kim.

La flota desfilará frente al malecón y luego se encenderá el marco metálico de una cola de ballena que permanecerá alegrando las noches del malecón durante toda la temporada.
 

VIAJES SEGUROS

Kim invita a los visitantes a tomar en cuenta pautar viajes con operadores turísticos comprometidos con la conservación y hacer los recorridos con embarcaciones autorizadas que respeten las normas de observación de los cetáceos.

“Las reglas están para proteger a las ballenas, por eso deben asegurarse de que están saliendo con embarcaciones que tienen su permiso, que siguen las medidas de seguridad y que cumplen con las  normas que regulan la observación de ballenas”, explica la defensora de los animales de origen canadiense. 

Cada una de las 43 embarcaciones con permiso para ofrecer avistamientos en los santuarios de mamíferos marinos Bancos de La Plata y La Navidad lleva visible una bandera del Ministerio de Medio Ambiente y un número que avala su licencia.

“Eso les asegura que no están saliendo con piratas”, alerta Kim.

Las regulaciones procuran no ocasionar estrés en los cetáceos, respetando su espacio y labores de apareamiento y parto. Por ejemplo, en el área de observación de una ballena o grupo de ballenas sólo se permiten tres embarcaciones al mismo tiempo. Estas podrán acercarse a 80 metros de una madre y su ballenato y 50 metros a las demás ballenas.


DE INTERÉS

Si vas… y quieres conocer a Kim. Whale Samaná realiza un viaje diario saliendo a las 10:00 de la mañana desde el muelle principal de Samaná. A partir del 12 de febrero, el mes “pico” en la observación de ballenas, ofrecerá dos viajes diarios.   

Combos. El usuario puede elegir solo ver las ballenas o combinar la excursión con una visita a Cayo Levantado y almuerzo.  

¿Listos para verlas? Desde mediados de diciembre se han reportado ejemplares de Megaptera novaeangliae paseando sus monumentales cuerpos frente a las costas de La Guázuma, Las Galeras, Punta Balandra e incluso frente al Aeropuerto Internacional de Punta Cana.