La Romana, R.D.- Hay ocasiones en que las profesiones son relacionadas inevitablemente con una persona quien la desempeñe con pasión provocando que todo el mundo piense y opine sobre alguien en particular haciendo referencia a su oficio.

El protagonista de esta entrega siempre ha estado vinculado a su profesión de periodista y su nombre todo el tiempo ligado a los medios escritos de La Romana. Es como si cuando se citara algún periódico, igual era de rigor hacer mención de su nombre porque en realidad mirar atrás o escuchar historias leídas en rotativos iba ligado inexorablemente a su nombre.

El reseñado en esta ocasión laboró bastante tiempo en una panadería, pero su vida estaba destinada a la comunicación porque jamás se alejó de ese norte. Nos referimos al afable periodista romanense Víctor Borromé Ozoria, voz ligada a eventos boxísticos y redactor dilatado de varios importantes periódicos nacionale

Víctor Borromé Ozoria nació en una modesta vivienda localizada en la calle Restauración en la ciudad de La Romana un 28 de marzo de 1948. Procreado producto de la unión entre Ramón Borromé y Blasina Ozoria, el futuro comunicador mostró a temprana edad deseos de informar y estar al tanto de las incidencias de su entorno.

Borromé dedicó su tiempo en alfabetizarse en la escuela y alternaba sus estudios escolares con la asistencia a varios institutos donde paralelamente aprendió mecanografía, comercio y aprendizaje general en el desaparecido Instituto Duarte del cariñosamente recordado Profesor Ramón Antonio Cordones, aparte de haber sido alumno del Profesor José Inés de León en el también desaparecido Instituto Santa Rosa.

En 1960 Borromé comenzó a asistir a la clásica, icónica y desaparecida estación radial La Voz del Papagayo donde tenía un turno nocturno y hasta el amanecer como controlador.  El día no contemplaba ir a descansar, sino que Borromé iba directo a trabajar como panadero.

Para 1974, Borromé obtuvo soporte para iniciar sus estudios universitarios en la Universidad Central del Este, trabajando el oficio de panadero inicialmente en una panadería propiedad de una familia de apellido Jiménez que se encontraba localizada en el sector de Villa Alacrán, donde aprendió bastante bien esa mezcla de harina de trigo con agua, sal y levadura que llamamos pan.

Estando en la UCE (Universidad Central del Este), Borromé se matriculó en la carrera de Comunicación Social asistiendo sabatinamente y acumulando 8 semestres ya que por razones ajenas a su voluntad, no logró graduarse.

Destacamos el dato que existió otra panadería donde actualmente están las instalaciones de Almacenes Iberia (antes también de la época que llevó el nombre de Duco), en donde Borromé laboró como panadero bajo las órdenes de su tío Tomás Ozoria. Ese establecimiento panadero pasó luego a manos del Sr. Mariano «El Chino» Sánchez, al éste último adquirir la panadería e instalar además una repostería.
En ese entonces, la vida de Víctor Borromé Ozoria se vio ligada a la actividad deportiva de béisbol llegando a convertirse por un largo tiempo como Presidente de la Asociación de Béisbol Aficionados de La Romana, posición que le permitió participar en importantes certámenes de la citada disciplina deportiva llegando a viajar en múltiples ocasiones al extranjero a título de compañía de los equipos locales.
Para 1983 Borromé era ya una voz conocida en el ámbito de las presentaciones de las populares carteleras boxísticas de La Romana, tanto en el Estadio de Buena Vista Sur como en el Coliseo Pedro Julio Nolasco. Borromé llegó a convertirse en Asistente del Departamento de Actividades Deportivas que dirigía el Profesor Arturo Morales al junto del Ingeniero Arturo Gil Báez. Ligado a las tareas de publicidad del béisbol, en esa época Víctor Borromé fue nombrado como Encargado del Estadio Romana (hoy Estadio Francisco A. Micheli).
El discurrir de Borromé en 48 años de vida periodística lo llevó a ser Corresponsal de diversos periódicos de alcance nacional, destacándose los desaparecidos rotativos Última Hora y El Sol e igualmente corresponsal del eclipsado Noticiario Clarín Informativo. También fue corresponsal del Listín Diario y actualmente ejerce esas funciones simultáneamente para los periódicos El Nacional y el Hoy, ambos propiedad del Grupo de Comunicaciones Corripio, conglomerado empresarial privado que además incluye varias emisoras de radio, revistas, cines y canales de televisión, aparte de inversiones en áreas como la banca y el sector industrial.
En ese tenor Borromé ha participado y realizado varios espacios radiales y televisivos como el ya fuera del aire «Buenos Días La Romana» (Tele 10 de Luis Felipe Green), «El Municipal» (espacio auspiciado por la gestión sindical de José Reyes) y «Ecos Deportivos» (Radio Juventud).
Borromé ha sido homenajeado múltiples veces como periodista y también por su desempeño dentro del área deportiva por entidades que van desde el Colegio Dominicano de Periodistas, La Cámara de Comercio y Producción de La Romana, la Gobernación Provincial (época de Francisco José Torres), figuras políticas (Enrique «Chino» Seijas cuando fue Senador) y por los Premios Oriente del Año (múltiples veces como Periodista Destacado en Deportes, Prensa Escrita y Radial, así como por su rol como Director del Noticiero Radio Juventud).
Miembro del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) y del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), Víctor Borromé Ozoria cuenta con su plataforma digital VictorInformando.blogspot.com de forma permanente y posee presencia en las redes sociales de Twitter, Facebook e Instagram.
Víctor Borromé Ozoria está casado con la Sra. Luz Divina Vásquez y tiene 4 hijos (2 varones e igual número de hembras: Víctor Manuel, José Francisco, Liliana y Valeria.
Congratulaciones a este hombre de la comunicación que con esfuerzo, dedicación, sacrificio, empeño, pasión y amor a su profesión, ha realizado dignamente el periodismo por casi medio siglo.


Este artículo biográfico pertenece a la serie de publicaciones «Perfiles Mediáticos» autoría de Marcos Sánchez. Prohibida su reproducción parcial o total sin previa autorización del autor. Los datos contenidos en el artículo fueron suministrados vía consentimiento de los entrevistados. ©2022 Marcos Sanchez. Derechos reservados.