Higüey. El director del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales en la provincia La Altagracia, Santo Amado de la Rosa, informó hoy que el procurador general de Medio Ambiente, Francisco Contreras, no hizo las investigaciones correspondientes en relación con el permiso que se le expidió a la empresa inmobiliaria Zahena, para levantar el proyecto Cana Bay, Beach Club & Golf-Resort, Dominican Republic.«Al procurador de Medio Ambiente se le zafó la boca, quiere buscar sonido donde no hay bocinas; no tuvo la cortesía de comunicarse conmigo, para cerciorarse de como se hizo la inspección, el manejo y la expedición del permiso para la ejecución de ese proyecto, y la posterior paralización de la obra, por la violación por parte de esa empresa con lo que se había comprometido a realizar, y para lo cual estaba autorizada, pero sin afectar el área de los manglares», sostuvo el funcionario ambiental.

De la Rosa explicó que luego de comprobar mediante una minuciosa inspección que la empresa estaba deforestando un área poblada de manglares, la obra fue paralizada.

«Ellos se comprometieron a realizar una modificación del diseño del proyecto, de manera que no se afectara a las áreas protegidas, especialmente donde están los manglares, y luego nosotros les expedimos el permiso, pero después nuestros inspectores comprobaron que ellos habían violado lo acordado, y en consecuencia, procedimos a revocarles la autorización y les impusimos una multa de unos once millones de pesos», precisó Santo Amado de la Rosa.

Asimismo, el director de Medio Ambiente en La Altagracia indicó que en fecha 9 de noviembre de 2021, fue cuando la obra se paralizó, porque la empresa Zahena intentó engañar al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, violando la ley 64-00 y el compromiso de no afectar el área de los manglares.

Manifestó que las declaraciones del procurador general de Medio Ambiente fueron inducidas, para dar a entender que se expidió un permiso para que la empresa cometiera un crimen ambiental.

«Fue todo lo contrario, apoyamos la independencia del Ministro Público, pero hay algunos miembros de ese organismo a los cuales se les nota el color morado», dijo.

Puntualizó que los técnicos de Medio Ambiente comprobaron que esa empresa había violado el acuerdo, y de inmediato se procedió a levantar un acta, emitir una resolución y revocar el permiso que se le había expedido, y se ordenó paralizar el proyecto e imponerle la multa correspondiente.

«Fuimos nosotros los que paralizamos la obra, fuimos nosotros los que confirmamos la violacion; hacevarios meses, específicamente el 9 de noviembre de 2021», sostuvo