Gómez Mazara reclama que la renovación de los cargos directivos se lleve a cabo medidante el voto universal de los integrantes del PRM, de manera individual y secreta Para envitar perturbación en el proceso de elección de los nuevos cargos directivos en el Partido Revolucionario Moderno (PRM), y dar cumplimiento a la ley, los líderes principales Luis Abinader e Hipólito Mejía pueden buscar un acuerdo con el dirigente Guido Gómez Mazara, planteó el dirigente Waldys Taveras.

Gómez Mazara reclama que la renovación de los cargos directivos se lleve a cabo medidante el voto universal de los integrantes del PRM, de manera individual y secreta, y no a través de una convención de delegados en la que solo votarían los directivos actuales en representación de toda la colectividad perremeísta.Para el abogado y municipalista Waldys Taveras, la única manera de evitar enfrentamientos y que se acuda ante los tribunales para dirimir los problemas internos del PRM es que las corrientes de Abinader y de Hipólito se pongan de acuerdo con Guido Gómez Mazara, quien aspira a la presidencia de la organización y cuenta con muchos seguidores.Gómez Mazara, en su reclamo de una votación universal, individual y secreta, consultó a los juristas Manuel Olivero, Nassef Perdomo Cordero y Katia Miguelina Jiménez, los que coinciden en sostener que el Partido Revolucionario Moderno (PRM) debe de elegir a sus directivos con el voto universal, directo y secreto de su militancia, para no violentar los derechos adquiridos de los perremeístas formalmente inscritos en el padrón de la entidad política.Para Waldys Taveras la dificultad para llevar a cabo unas votaciones generales en el PRM es que no está claro que la cantidad de personas inscritas en el padrón, en realidad, sean miembros o militantes.

También observó que conllevaría un gran costo en dinero, que ni el PRM ni la Junta Central Electoral lo podrían aportar, además de que sería odioso hacer ese gasto en momentos de crisis económica.Insistió en que la mejor salida es que se pacte un acuerdo entre las corrientes de Hipólito Mejía, Luis Abinader y Guido Gómez Mazara