EN SU DISCURSO, GERMÁN BRITO AFIRMÓ QUE NO SE SUBORDINARÁN A NINGÚN ÓRGANO INFRACONSTITUCIONAL

Santo Domingo, RD

La procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, considera que la permanencia en la dirección de una institución tan delicada no debería depender de la voluntad de quien le nombra y puede removerle a discreción. 

“Constituye una inconsistencia lógica y formal que la persona que ocupe la Procuraduría General de la República, como máximo representante del Ministerio Público, carezca de protección institucional para la permanencia en el cargo por un plazo determinado”, dijo la exjueza antes de citar el Banco Central, la Cámara de Cuentas y el Defensor del Pueblo como ejemplos contrarios.

Según la magistrada, aunque la autonomía que la Constitución atribuye al Ministerio Público es complementada por una Ley Orgánica que no deja espacio para instrucciones o interferencias del Poder Ejecutivo, esto no significa que no deba mantener relaciones de coordinación con otros órganos e instituciones del Estado, ya que estas acciones e interrelaciones son necesarias. 

Lo anterior se debe, y en palabras de Germán Brito, a que la efectividad de la persecución penal está interconectada a las funciones de investigación, análisis forense o control de las finanzas públicas y privadas que ejercen otras instituciones.