Rusia lanza un ataque con misiles contra Odesa | Dos civiles muertos y otros dos heridos en la ofensiva rusa en Lugansk, según el gobernador de la región

EL PAÍS ofrece de forma gratuita la última hora del conflicto en Ucrania como servicio público. 

Las tropas del Kremlin han reanudado este sábado la ofensiva contra la acería de Azovstal, último bastión de la resistencia ucrania en la sitiada Mariupol. El asesor de la presidencia ucrania, Oleksiy Arestovych, ha acusado a Moscú de nuevos bombardeos contra la planta, en la que se refugian unos mil civiles. Un día después de que Rustam Minekayev, comandante del Distrito Militar Central ruso, afirmara que Moscú quiere tomar todo el sur de Ucrania, además de conquistar Donbás, y llegar hasta la región separatista moldava de Transnistria, Rusia ha lanzado un ataque con misiles contra Odesa (sur), la perla del mar Negro, que ha dejado varias víctimas, según las autoridades ucranias, que no han especificado la cifra de muertos y heridos. Las fuerzas armadas ucranias han corroborado el ataque y han explicado que dos misiles alcanzaron una instalación militar y dos edificios residenciales. La defensa aérea destruyó otros dos misiles que también tenían como objetivo la ciudad.Además, el gobernador ucranio de Lugansk (este), Serguéi Gaidai, también ha denunciado intensos bombardeos en la región que han matado a dos civiles y herido a otros dos en la ciudad de Zolote.

En la imagen, Oleksandr Shtupun, portavoz del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania.
Recargar

El Papa critica la invasión de Ucrania: “La guerra no solo destruye al pueblo vencido, sino también al vencedor”

El papa Francisco ha criticado este sábado las guerras, la de Ucrania y las que ocurren en otras partes del mundo, porque “destruyen a todos” y dijo que es urgente que las sociedades recuperen la “civilización del amor”. El papa Francisco ha hecho estas dos reflexiones en dos audiencias este sábado en el Vaticano, cuando ha retomado la agenda después de que el viernes tuviera que anular sus actos para someterse a controles médicos, según fuentes oficiales.

“Las lágrimas de María son un signo del llanto de Dios por las víctimas de la guerra que está destruyendo no solo a Ucrania, sino a todos los pueblos implicados en la guerra: porque la guerra no solo destruye al pueblo vencido, sino también al vencedor, y a los que miran con ojos superficiales. La guerra destruye a todos”, ha afirmado Francisco en una audiencia con los participantes en una peregrinación pastoral de la localidad italiana de Treviglio (norte).

“Las tragedias que estamos viviendo en estos momentos, en particular la guerra de Ucrania, tan cercana a nosotros, nos recuerdan la urgencia de una civilización del amor. En la mirada de nuestros hermanos y hermanas, víctimas de los horrores de la guerra, leemos la necesidad profunda y urgente de una vida marcada por la dignidad, la paz y el amor”, ha añadido después en otra audiencia con los participantes en un simposio promovido por la Asociación Fiat.

El pontífice expresa cotidianamente su profunda preocupación por la guerra desatada por la invasión rusa de Ucrania desde el pasado 24 de febrero y para cuyo fin ha propuesto incluso la mediación de la Santa Sede. Sin embargo, ha renunciado a viajar a la capital ucrania, Kiev, tal y como barajaba como señal contra la guerra, y tampoco se reunirá con el patriarca ortodoxo ruso Kirill, a pesar de la “muy buena” relación que mantiene con él, según confirmó en una entrevista al periódico La Nación publicada el viernes. Preguntado por los motivos, sostuvo que no puede “hacer nada que ponga en riesgo objetivos superiores, que son el fin de la guerra, una tregua o, al menos, un corredor humanitario”. (Efe)10:10

El líder de los liberales alemanes y ministro de Finanzas, Christian Lindner, ha subrayado este sábado la necesidad de suministrar armas pesadas a Ucrania, al tiempo que ha defendido la gestión del canciller socialdemócrata, Olaf Scholz, criticado por sus reservas al respecto. «Ucrania necesita ayuda militar y, para poder ganar, también armas pesadas», ha declarado Lindner en su discurso durante el primer congreso de los liberales desde que son socios del gobierno tripartito, conectado por vídeo desde Washington, donde guarda cuarentena por covid.

El presidente del Partido Liberal (FDP) rechazó las críticas generalizadas al canciller y aseguró que «Olaf Scholz es un líder responsable que sopesa cuidadosamente y que sobre esta base toma decisiones». «Es una situación seria en la que como demócratas liberales tenemos que subrayar claramente que el canciller tiene la confianza del FDP y de su grupo parlamentario en el Bundestag», ha afirmado.

En alusión a la oposición conservadora, ha señalado que en tiempos de una guerra en Europa, las maniobras partidistas y los intentos de desestabilizar son inadmisibles, y ha apuntado la importancia de contar con un Gobierno operativo «que tome las decisiones necesarias» para el país.  En una entrevista publicada por el semanario Der Spiegel, Scholz justificó ayer su reserva en cuanto al envío de armamento pesado a Ucrania con el argumento de que hay que evitar «una escalada que lleve a una tercera guerra mundial» y a una guerra atómica.

Lindner ha señalado que Ucrania ha sido también atacada por Rusia por decidirse a favor de los valores europeos, «las sociedades abiertas de Europa y de las democracias liberales, y en contra de la sociedad cerrada y autoritaria» del presidente ruso, Vladímir Putin. Kiev ha tomado la «clara decisión de avanzar hacia un sistema más justo y de libre mercado» y «alejarse del sistema oligárquico que representa la Rusia de Putin», ha agregado.

Ucrania se merece «solidaridad por partida doble»: humanitaria, por el sufrimiento que está viviendo, pero también política, «porque Ucrania también lucha por los valores que son importantes para nosotros», ha dicho. «Por eso, Ucrania debe ganar esta guerra, y Ucrania ganará esta guerra, porque cualquier otra cosa sería una invitación a que se repita», ha afirmado. (Efe)09:51