MOMENTOS DE TENSIÓN Y SORPRESA VIVIERON FANÁTICOS Y VECINOS DEL REDONDEL

Momentos de tensión vivieron fanáticos y residentes en las inmediaciones de las corridas de toros de El Seibo, al escaparse varios de los bravíos ejemplares que ven acción en las lidias que culminaron este domingo.La emoción pasó de las partidas dentro del redondel en las tardes taurinas a las calles contiguas y la avenida principal, donde los bueyeros del Central Romana actuaron para evitar una desgracia.La salida de los toros de lidias provocó alarma y desconcierto entre los miles de espectadores que se encontraron con la sorpresa.

Sin proponérselo, el espectáculo derivó en parecido a las Lidias de Pamplona, en España, cuando lanzan los toros por las calles con la algarabía y alegría que caracterizan la tradición.El caso de El Seibo ocurrió cuando un travieso abrió las puertas donde estaban los animales ya toreados para colocarlos en el camión, donde son retirados del área de las corridas, para ser devuelto a los corrales del Central Romana, empresa que los presta para esos fines.Asimismo, se solicitó que se permita una día más de las Corridas, para este lunes, que estaban programadas para culminar hoy.