LA EMPRESA CARIBE TOURS CAMBIÓ EL RECORRIDO PARA ENTRAR AHORA POR ELÍAS PIÑA, EN LUGAR DE JIMANÍ, Y METRO SUSPENDIÓ SUS VIAJES

La empresa de servicios de autobuses dominicana Ca­ribe Tours continúa ope­rando sus rutas con desti­no a Haití, incluso después de que se confirmara el se­cuestro de un autobús de la compañía Metro que viajaba desde República Dominicana con una docena de personas a bordo, entre ellos ocho ciudadanos turcos.

Pese a seguir laborando, estas empresas reconocen que han tenido que modi­ficar sus rutas hacia Haití debido al clima de insegu­ridad que permea al veci­no país. El gran detonante de esta decisión fue precisa­mente el reciente secuestro.

En el caso particular de Caribe Tours, uno de sus empleados informó a Lis­tín Diario que cambiaron la ruta para evitar desplazar­se por Jimaní. Desde princi­pios de esta semana el reco­rrido se realiza en dirección a Elías Piña.“Después de las noticias del secuestro, nosotros co­mo compañía optamos por seguir el trayecto por Elías Piña y no por Jimaní, esta­mos conscientes de la si­tuación y es nuestro deber proteger al usuario”, indicó. Cada semana parten cuatro autobuses de Caribe Tours hacia territorio haitiano con pasajeros extranjeros y dominicanos. El costo uni­tario por viaje asciende a 40 dólares.

Luego de que se divul­gara la información del desafortunado hecho, el flujo de usuarios que se desplazan en estos auto­buses descendió “signifi­cativamente”, según acotó el empleado de la referida empresa de transporte co­lectivo, cuya identidad pi­dió no ser develada.

Contrario a Caribe Tours, la empresa de autobuses tu­rísticos Metro suspendió to­dos sus viajes hacia la veci­na nación hasta tanto no se esclarezca por completo la situación y sean puestos en libertad las doce personas plagiadas.

El pasado domingo, un au­tobús de la compañía Metro Servicios Turísticos fue se­cuestrado en la frontera con Haití durante su ruta Santo Domingo-Puerto Príncipe.El incidente se registra en momentos en que el país caribeño sufre una olea­da de ataques de pandi­llas cada vez más pode­rosas.Aunque no se ha confirma­do, agencias de noticias in­ternacionales reseñan que el secuestro fue perpetrado por la pandilla 400 Mawo­zo.Estas bandas delictivas uti­lizan el “secuestro express” en vías públicas para pos­teriormente negociar la li­bertad de la víctima, sien­do uno de los más recientes y mediáticos el de unos 50 misioneros estadouniden­ses en octubre del año pa­sado.