Después del juicio público contra su ex esposa Amber Heard que atrajo multitudes récord, Johnny Depp ahora enfrenta otra batalla legal, esta vez en Los Ángeles, donde se espera que testifique después de que Gregg ‘Rocky’ Brooks lo demandó civilmente por golpearlo en el set de City of Lies.

Según el New York Post, la decisión de los jueces favoreció al actor de Piratas del Caribe. Después de más de cuatro días de testimonio, Depp testificará en el Tribunal Superior de Los Ángeles el 25 de julio. Su defensa estará a su lado, encabezada por Benjamin Chew y Camille Vasquez .

La demanda de Gregg ‘Rocky’ BrooksGregg ‘Rocky’ Brooks, el gerente de locación del thriller policial basado en la investigación de los asesinatos de Tupac Shakur y The Notorious BIG, afirmó en 2018 que Depp le dio dos puñetazos en la caja torácica.

Los hechos, según su versión, tuvieron lugar el 13 de abril de 2017. Brooks afirma que las cosas se calentaron después de que le dijo al actor y director Brad Furman que una escena no estaba funcionando, así que fue a buscar a un policía después de que Furman le gritara que si lo hacía, le daría $100,000. El abogado de Brooks, Pat Harris, le dijo recientemente a The Sun que si bien respetó la decisión en Fairfax, el proceso en este caso es diferente y el resultado será irrelevante.»El caso Brooks no se trata de dos celebridades de Hollywood involucradas en una relación tóxica, se trata de la agresión a un trabajador miembro del equipo de filmación por parte de la estrella de la producción. El Sr. Brooks espera con ansias su día en la corte», dijo.