ALTO CARGO. JEAN GILLES JEAN MARY, CONTADOR DE LA IGLESIA EPISCOPAL DE HAITÍ, SE ENCUENTRA BAJO CUSTODIA A LA ESPERA DE QUE SU CASO SEA LLEVADO ANTE LAS AUTORIDADES JUDICIALES.

Las autoridades haitianas detuvieron al contador de la Iglesia Episcopal de Haití por un caso de tráfico de armas y municiones en el muelle de la Autoridad Portuaria Nacional (APN), que involucra a la Iglesia.El periódico haitiano Le Nouvelliste señala que supo de fuentes policiales que el arresto del contador Jean Gilles Jean Mary se produjo el martes, por agentes de la Dirección Central de la Policía Judicial (DCPJ).“Su arresto se produjo luego de que firmara, entre 2017 y 2021, varios documentos autorizando el desembolso de fondos de la cuenta de la Iglesia Episcopal a la cuenta de un traficante internacional de armas, buscado por la DCPJ”, indica el diario.

Jean Gilles Jean Mary se encuentra bajo custodia a la espera de que su caso sea llevado ante las autoridades judiciales, informó el diario.El comité permanente de la Iglesia Episcopal de Haití, Comunión Anglicana, en un mensaje del 19 de agosto de 2022, dirigido al clero y a los fieles, reafirmó su cooperación con las autoridades e indicó “que no garantizará la defensa de ninguna persona física , cualquiera que sea, perseguido, con razón o sin él, en el contexto de este caso”.

Ese mensaje llegó 48 horas después de la audiencia y custodia del Padre Frantz Cole por parte de la Dirección Central de la Policía Judicial (DCPJ) “por tráfico de armas y municiones, contrabando, evasión fiscal, fraude fiscal, delitos de enriquecimiento y lavado de activos producto de delitos graves”.Otros arrestosEl diario dice que antes del padre Cole fue detenida el viernes 15 de julio la agente de aduanas Gina J.L. Rolls, encargada de recibir en nombre de la Iglesia Episcopal de Haití en la aduana de Puerto Príncipe el contenedor en el que había armas de guerra y municiones, luego de un aviso de búsqueda por “tráfico ilícito de armas y municiones que operan en nombre de la Iglesia Episcopal de Haití”.

El inventario parcial de la búsqueda de un contenedor en el puerto de Puerto Príncipe condujo a la incautación de 18 armas automáticas, incluidas 6 AK-47, Galil y M-4, un rifle calibre 12, cuatro a seis armas pistolas, casi 20.000 cartuchos, 120 cargadores de armas de diferentes calibres, según le dijo al Nouvelliste el comisario del Gobierno en el tribunal de primera instancia de la capital, Jacques Lafontant, el jueves 14 de julio de 2022.

El pasado día 17, autoridades estadunidenses dijeron que han observado un aumento del contrabando de armas hacia Haití y el Caribe en los últimos meses, y prometieron aumentar los esfuerzos para combatir el comercio que está alimentando la violencia y la delincuencia en la región.El anuncio se produce después de varios hechos sangrientos de bandas en Haití, que incluyeron tiroteos en el centro de Puerto Príncipe.

Entre las armas incautadas con destino a Haití se encontraban pistolas de mano y una serie de armas semiautomáticas, una de las cuales fue identificada por los funcionarios como un rifle de francotirador.