La fiesta de bodas abarcó el fin de semana y se estima que el precio es de de 400,000 dólares

Jennifer López y Ben Affleck han «hecho lo que nunca se ha hecho», y es que, a un mes de haberse casado en Las Vegas y tras los rumores de separación, este sábado, los actores volvieron a jurarse amor eterno frente al altar, ¡sí señor!.Según fuentes internacionales, se trató de una ceremonia extravagante y repleta de estrellas en la casa de Affleck en Georgia.Como se dice en dominicana, la pareja “tiró la casa por la ventana” y se casó durante una celebración de tres días para amigos y familiares en la finca de 87 acres frente al río de Affleck cerca de Savannah.

Para la ceremonia, que fue oficiada por el entrenador de vida de celebridades Jay Shetty, la intérprete de “No me ames”, usó un vestido de alta costura de Ralph Lauren hecho en Italia.

La fiesta de bodas de un fin de semana incluyó una cena de bienvenida el viernes, y los invitados disfrutarán de un picnic de barbacoa el domingo, cuyo precio se estimó en más de 400,000 dólares.Pero al menos un miembro de la familia de Affleck no asistió. El hermano menor, Casey Affleck, se quedó en Los Ángeles durante el fin de semana, según TMZ.Los tortolitos fueron vistos el sábado temprano. El video capturó a Affleck, vestido con jeans, una camisa color canela y con lo que parecía una bolsa colgada del hombro, subiendo la gran escalera exterior de la casa hacia López, quien, vestido con un sencillo vestido blanco sin tirantes, estaba sentado esperando en la parte superior. Luego se pudo ver a los dos compartiendo un beso.