REGISTRO. DEL TOTAL DE 1,745 EXTRANJEROS PRIVADOS DE LIBERTAD EN LAS CÁRCELES DEL NUEVO MODELO PENITENCIARIO DEL PAÍS, 1,473 RECLUSOS SON HAITIANOS, SEGUIDOS POR 105 VENEZOLANOS.

De los 1,745 extranjeros privados de libertad en las cárceles del nuevo modelo penitenciario, 1,473 reclusos son haitianos.De estos, 1,093 son presos preventivos, mientras que un total de 380 han sido condenados, según estadísticas de la Procuraduría General de la República, del 19 de agosto de 2022.De 105 privados de libertad venezolanos, 79 son presos preventivos y 26 condenados por los tribunales dominicanos.

De 91 presos colombianos, 66 son preventivos y 25 condenados, de 13 españoles, seis son preventivos y siete condenados.Mientras que de 24 presos estadounidenses en el país del nuevo modelo penitenciario, 12 son preventivos e igual cantidad condenados por los tribunales.En tanto que de 24 holandeses privados de libertad, 18 son preventivos y seis condenados, entretanto de 15 presos italianos, 11 son preventivos y cuatro condenados.En el penal de La Victoria se encuentra la mayor cantidad de presos haitianos, un total de 254, seguido de la cárcel de El Seibo, con un total de 94 privados de libertad.Mientras que en el penal de La Victoria, se encuentran la mayor cantidad de presos venezolanos, un total de 27, seguido del centro de Corrección y Rehabilitación de La Romana, con un total de 13 privados de libertad.En tanto que 19 presos colombianos se encuentran recluidos en el penal de La Victoria, seguido de las cárceles de Higuey y Najayo, con nueve reclusos cada uno.Condiciones de prisiónEn mayo pasado, el director de la Oficina Nacional de Defensa Pública, Rodolfo Valentín Santos, reveló que el 40 % de los internos de las 19 cárceles del modelo tradicional duermen en el suelo y una gran cantidad de personas se encuentran en prisión preventiva acusados por delitos menores.Santos dijo que en el sistema carcelario hay una gran cantidad de personas con problemas de salud física y mental, diversas carencias que dan imposibilidad de garantizar la reinserción social de las personas detenidas.

De igual forma advirtió que la institucionalidad del sistema carcelario estaría debilitada por la disminución de su presupuesto, poco personal técnico y de custodia.Durante la presentación del Informe de las Condiciones de Detención y Prisión 2021, Santos deploró que en la cárcel de La Victoria, que fue construida para alojar a 2,103 personas, ahora tenga 7,625 internos, seguido de otras cárceles con la misma situación como la de Baní, Azua, San Juan y Barahona.En cuanto a las cárceles de Salcedo, Nagua y Samaná, el funcionario consideró que no se puede hablar de una verdadera separación entre hombres y mujeres, lo que conlleva a una verdadera vulneración al derecho a la intimidad y al honor; infraestructura deficiente, atención médica negligente, y en cuanto a la alimentación, aunque ha mejorado aún sigue siendo inadecuada.

Informó que en Najayo, Santiago, Puerto Plata, Dajabón, entre otras, se vulneran el principio de intimidad y dignidad al estar ubicados sin ninguna

Santos planteó la necesidad de que las cárceles del modelo tradicional sean sustituidas con carácter de prioridad por los Centros de Corrección y Rehabilitación, para que todo el sistema pase bajo la gerencia del Nuevo Modelo Penitenciario.

Dijo que esto evitará que el 40 por ciento de los internos de las 19 cárceles tradicionales duerman en el suelo y como garantía de los derechos humanos.