No cabe duda que uno de los cineastas más importantes es James Cameron, por la manera en la que se ha comprometido con el cine

Cuando hablamos de cine, es importante entender que cada espectador, así como cada realizador lo vive de manera distinta. Un artista tiene que mostrarse comprometido para tocar el espíritu de una historia y así emitir un mensaje a las audiencias. James Cameron se ha identificado por la manera en la que busca honrar respeto a la naturaleza; y el caso particular de Avatar – 83% ha demostrado un mayor compromiso incluso social.

Si bien la historia sobre la tribu que habita Pandora es una manera de visibilizar a las comunidades indígenas que están por completo comprometidos con la naturaleza, Cameron cree que tanto sus estrellas como el equipo de producción debería compartir este tipo de ideologías al menos durante el desarrollo de la misma y que su compromiso consiga un impacto desde el interior, que lo que los personajes sienten sea algo real.

Por eso es el mismo Cameron quien confesó a Slashfilm que sometió a todos los involucrados en Avatar a rigurosas dietas a base de plantas. Esto, por su puesto, les daría cierta condición física ideal para la tribu Na’vi, pero también los haría experimentarlo en primera persona lo que significa este estilo de vida que implica una conexión y comunicación con la naturaleza. El también director de Titanic – 88% ha asegurado que nunca ha obligado a alguien a que deje de comer carne, pero al menos durante sus rodajes pide que el catering sea exclusivamente a base de plantas.

Aún así, sus trabajadores son libres de salir a buscar su comida favorita, y también busca opciones deliciosas para su menú, pero siempre en una versión vegana. Si bien esto fue algo con lo que empezó a experimentar en 2009 por la primera película, fue en 2012 cuando él cambió su estilo de vida junto al resto de su familia.

Tenemos que vivir nuestras vidas, como las personas que trabajan en esta película, de acuerdo con el mensaje de las películas. Así que todos vamos a comer como veganos en esta producción. […] [Buscamos] buena comida que sea sabrosa y que sea comida reconfortante en el sentido de que son cosas que reconoces: pizza, [comida] italiana, tailandesa, mexicana, son todas las cosas que te gustan. Simplemente va a ser 100 por ciento basado en plantas. Tengo 63 años y esta enorme misión de hacer estas películas [‘ Avatar’].

Si bien Avatar no fue pensada originalmente como una franquicia, Cameron reconoce que es un fuerte y desgastante compromiso, pero si no fuera por su ahora estilo de vida, no tendría ni siquiera la energía para terminar una de las siguientes películas. Después de más de diez años en espera, Avatar: The Way of Water llegará al fin antes de que termine este año, con toda una serie de entregas por delante.Te puede interesar: Avatar: James Cameron explica su controversial comportamiento en el set de filmaciónHasta ahora, además del veganismo, también se sabe que el elenco ha tenido un entrenamiento especial con actividades físicas que los hacen usar su cuerpo como única herramienta ya sea en medio de la selva o para escalar una montaña, y si bien resulta un gran reto para ser una cinta con un enorme trabajo digital, sus estrellas están cien por ciento involucradas física y mentalmente con cada uno de sus personajes.