Luego de que las autoridades intervinieran esta mañana en un caso de rescate de personas que viajaban en una embarcación cerca la Isla de Mona, se confirmó que no se trató de un naufragio y que era inmigrantes que se presume fueron lanzados al agua por contrabandistas.La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) corroboró que los inmigrantes venían bajo la impresión de que iban a ser dejados en la isla grande de Puerto Rico.“No fue un naufragio”, confirmó a EL VOCERO el portavoz de la CBP, Jeffrey Quiñones. “Los contrabandistas los dejaron abandonados en la Isla de Mona”, agregó.

A su vez, indicó que esta práctica delictiva de engañar a las personas que entrenan en las embarcaciones es un “modus operandi” de los contrabandistas. “Creían que llegaron a la isla grande de Puerto Rico bajo una representación falsa. Y buscan cualquier excusa para mandar a la gente a buscar su agua”, agregó el vocero.Quiñones explicó a EL VOCERO que una vez que sean trasladados a la base de la Patrulla Fronteriza en Aguadilla, se espera que sean sometidos a entrevistas para conocer el estatus migratorio de cada uno.“Ocúpate caso por caso. Hay gente que alegará un miedo creíble a no ser devuelta a su país de origen”, señaló Quiñones sobre los próximos pasos.Mientras, mencionó que “depende de la pretensión de que hagan, que es el testigo, se deba a su país de origen o se inicie un proceso de otorgamiento, donde se dé una certificación para que comparezcan ante un juez de inmigración”.

Más recientemente, Ricardo Castrodad, vocero de la Guardia Costera, informó a EL VOCERO que se recuperaron cinco cadáveres y 66 sobrevivientes; 41 hombres y 25 mujeres, entre ellos menores de edad que se encuentran seguros en el terreno. Por el momento, no se ha revelado la nacionalidad de las víctimas.Castrodad reveló que la mayoría de las personas que iban en la embarcación lograron llegar a la orilla. “Es un grupo grande”, estableció.

A las 8:36 de la mañana, la Patrulla Fronteriza se comunicó con nuestro centro de mando y nos alertó de una comunicación de Recursos Naturales que habían recibido, de una lancha que había sido burlada cerca de Punta Arenas en Isla de Mona”, reportan.Los guardias de la Guardia Costera dirigieron el lanzamiento de varios helicópteros MH-60T desde la Estación Aérea de Borinquen y desviaron las embarcaciones Joseph Tezanos y Joseph Napier al lugar.“Llegó el helicóptero al lugar y nuestro rescatista bajó y pude estar en comunicación con los guardias y los sobrevivientes y tenemos entendido que todas las personas que iban a bordo de esta embarcación ya fueron contabilizadas”, dice Castrodad.CBP y las Fuerzas Policiales Unidas de Acción Rápida también respondieron a la emergencia.

Se espera que los sobrevivientes sean trasladados a la isla durante la jornada de hoy, donde serán recibidos por personal de la CBP, quienes asumirán la custodia del caso.En el pasado, al norte de Desecheo, ocurrió otro naufragio donde murieron 11 mujeres haitianas que intentaban llegar a Puerto Rico.En esta tragedia se presume que fallecieron otras 30 personas por no haber sido invocadas a la vida durante los operativos de salvamento y salvamento.