El Senado autorizó este jueves en segunda lectura el proyecto de ley ordinaria de extinción de dominio con ocho votos en contra, entre los que destaca voto de rechazo del senador Iván Silva, el único perremeísta en el hemiciclo que se opuso al proyecto.

Los demás votos en contra corresponden a todo el bloque opositor del PLD y la Fuerza del Pueblo, mientras que todos los perremeístas presentes en la sesión registraron su voto positivo, menos Silva.El senador del PRM por La Romana perteneció a la comisión bicameral que estudió la extinción de dominio, pero renunció en mayo, alegando que el proyecto estaba “lleno de errores.”Silva, mediante una carta enviada al presidente de la comisión, dijo que el proyecto para decomisar bienes ilícitos “está lejos de ser una reivindicación” para el país y agregó que la iniciativa “corre el enorme riesgo” de atentar contra la convivencia y ser una frustración democrática.

Puntualizó que algunas de las causas que motivan su renuncia de la comisión son las omisiones que ha hecho el equipo de legisladores y que han hecho “inefectiva” la prevención de la legitimación de bienes.Asimismo, Silva explicó que la extinción de dominio debería estar desvinculada del derecho pena, civil, administrativo y tributario.En la carta que escribió el senador, detalla que, con sus propuestas, se evitarían ciertas estafas procesales y refirió la quiebra de tres bancos dominicanos y una apertura a juicio donde un imputado quedó en libertad.

Además, precisó que los proyectos que se estudian en la comisión no cumplen con los objetivos básicos para ser ley de extinción de dominio ya que, a su juicio, las piezas se circunscriben en el derecho civil, mientras que “la extinción de dominio es un instituto jurídico”.Entre sus quejas, el senador también dice que la extinción de dominio no debe tener límites en el tiempo para investigarse, porque así se buscaría el fortalecimiento de la democracia.