No bien terminada la alocución del presidente Luis Abinader sobre su segundo informe de Gobierno el martes último, desde Santiago, de desató una tanda de críticas y elogios provenientes del ámbito opositor, entes empresariales, religiosos y figuras de opinión, arrojando calor al debate y estableciendo dominio como tema base de discusión en la opinión pública.

No bien terminada la alocución del presidente Luis Abinader sobre su segundo informe de Gobierno el martes último, desde Santiago, de desató una tanda de críticas y elogios provenientes del ámbito opositor, entes empresariales, religiosos y figuras de opinión, arrojando calor al debate y estableciendo dominio como tema base de discusión en la opinión pública.

La respuesta más terminante la emitió el expresidente Leonel Fernández, líder del partido Fuerza del Pueblo (FP), al definir la gestión de Abinader como “dos años de gobierno con mucha espuma y poco chocolate”.Esto, según precisó Fernández, debido “a la cantidad de picazos, exageraciones y promesas incumplidas” que según él, han predominado durante la actual gestión. Fernández afirma que el Gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM) se ha caracterizado por el “síndrome de los picazos y de obras sin realizar”, refiriéndose a la cantidad de infraestructuras viales anunciadas por el mandatario en diferentes lugares del país.

“Esto se puede apreciar”, dijo Fernández, “al evaluar que el gobierno ha prometido unas 223 obras en todo el territorio nacional, con una inversión proyectada de 452 mil millones de pesos”.Entre estas mencionó las entradas de Samaná y La Romana, el de Manzanillo y las circunvalaciones de Navarrete, Francisco de Macorís, Azua y y Baní. Criticó que Abinader anunció 62 mil soluciones habitacionales pero, hasta la fecha, “el Estado solo ha entregado 28,000, de las cuales se han distribuidos 215 viviendas entre Los Alcarrizos y Azua”. Tras recordar que el Presidente prometió construir una red oncológica y de traumatología, y la construcción de tres ciudades sanitarias en Santiago, San Cristóbal y San Francisco de Macorís, estas obras no están materializadas y “muchos hospitales públicos han caído en deterioro “.

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) declaró por medio de su secretario general, Charles Mariotti, que el gobierno de Luis Abinader y el PRM están “arrebatando la esperanza a los dominicanos”.“En estos dos años de gobierno, la gente ha pasado de la alegría a la incertidumbre y apatía”, resaltó Mariotti. En estos primeros dos años el gobierno, agregó, el gobierno tiene “muy poco que celebrar y los dominicanos tenemos mucho que lamentar”.