Las Fuerzas Armadas de Centroamérica y República Dominicana acordaron mantener la alerta ante la situación de inseguridad e inestabilidad en Haití, causante de grandes flujos migratorios irregulares hacia los países de la región y en especial a la República Dominicana, y reiteraron además su compromiso de coordinar el combate a los crímenes transnacionales.

Una nota dice que la preocupación de los Ejércitos de El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y República Dominicana, está contenida en la Declaración de la XLVII Reunión Ordinaria del Consejo Superior de la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC), que concluyó ayer y en la cual el liderazgo militar reiteró su compromiso de seguir para enfrentando el narcotráfico, el crimen organizado, los delitos intrafronterizos, el contrabando y la migración irregular.