La audiencia por el caso de los millonarios sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht para acceder a grandes obras en Panamá continúo el martes su segundo día con la lectura de la vista fiscal que pormenoriza un complejo esquema para mover el dinero de las supuestas coimas.

Al menos medio centenar de personas, entre ellos los expresidentes panameños Ricardo Martinelli (2009-2014) y Juan Carlos Varela (2014-2019) y varios exministros de Estado, están acusados en el que se considera uno de los mayores casos de corrupción en la historia del país centroamericano.La lectura de unas doscientas páginas detalló la creación de sociedades anónimas para recibir y transferir dineros, comprar bienes inmobiliarios, entre otros proyectos, donde circulaban fuertes sumas de dinero, supuestamente provenientes de los sobornos.

En la vista fiscal fue mencionado el expresidente Martinelli y varios de sus ministros de Estado. Los dos hijos del exgobernante, Luis Enrique y Ricardo Alberto, quienes cumplen una condena de tres años de cárcel en Estados Unidos por lavar millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña, también fueron nombrados. “Se pudo ilustrar públicamente otro esquema, parte del esquema de blanqueo, algunas sociedades como fueron conformadas, sociedades donde se reciben ilícitos y algunas participaciones de los exfuncionarios públicos, entre ellos exministros”, dijo a la prensa la fiscal superior anticorrupción, Ruth Morcillo, al término de la audiencia.

En tanto un comunicado de la Procuraduría General dijo que también se desglosaron en la vista fiscal pagos y depósitos que fueron enviados a bancos en Andorra por varios exministros. Agregó que además se menciona una firma de abogados local que trabajaba para la constructora Odebrecht para crear sociedades para transferir dinero.Agregó que la investigación que llevó adelante el Ministerio Público “detalla el pago de la constructora Odebrecht de 59 millones de dólares en concepto de coimas”. Agregó que de esa suma 33 millones de dólares fueron “depositados en cuentas en diferentes países, con el fin de adquirir el aval para la construcción de proyectos en Panamá”.

La audiencia, a cargo de la jueza tercera liquidadora de causas penales, Baloísa Marquínez, continúa el miércoles. La Fiscalía Especial Anticorrupción del Ministerio Público solicita llamamiento a juicio para 49 acusados por los delitos de blanqueo de capitales y corrupción de funcionarios públicos.Otras 21 personas que fueron investigadas inicialmente por blanqueo de capitales fueron sobreseídas provisionalmente y de manera definitiva otras ocho, informó el Órgano Judicial en un comunicado.De acuerdo con las investigaciones, el gigante brasileño de la construcción pagó millones de dólares en sobornos para acceder a contratos con el Estado u otros beneficios en Panamá entre 2010 y 2014 durante el gobierno de Martinelli, quien niega que haya recibido coimas. Otros países de Latinoamérica también se vieron salpicados por el escándalo de los sobornos.