El vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL), Max Puig, advirtió ayer sobre el impacto del cambio climático en el turismo, la agricultura y la salud, entre otras áreas.

República Dominicana apenas emite el 0.06% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero; sin embargo, es altamente vulnerable a los efectos negativos del cambio climático, es por eso que nuestro deber es seguir asumiendo la vanguardia en las discusiones acerca de cómo enfrentar este desafío global”, precisó.Durante su participación en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio, Puig sostuvo que las costas del país podrían ser devastadas por el cambio climático, despojando al país del turismo, “columna vertebral” de la economía

Tenemos estudios que nos indican cuales playas van a ser afectadas”, enfatizó, tras indicar, a modo de ejemplo, que en Las Terrenas, en la carretera que lleva a El Portillo, “en todo ese litoral, prácticamente, el mar está destruyendo esa carretera y la playa ha desaparecido y ha habido que construir un muro”. “Ya tenemos los mapas que nos dicen cuales playas van a ser afectadas. A corto plazo, es decir al 2030, playas como Bayahíbe serán impactadas”, precisó.Dijo que producto del calentamiento global esta será una de las temporadas de huracanes más grave de las que se han producido hasta ahora

Debo advertir que la situación es muy grave. Esto influye en todos l os ámbitos de la vida”, acotó, y precisó que así como habrá inundaciones también se registrarán sequías. La flora y la fauna también se verán afectadas, incluyendo la agricultura y la producción de alimentos.Hizo referencia, de igual forma, al impacto negativo de la destrucción de los corales.